botella aceite regalo boda

Si muchas personas eligen una botella de aceite como regalo de boda para agradecer a sus invitados la asistencia al enlace, ¿no se te ocurre pensar que es porque tienen claro que apostar por elementos de la dieta mediterránea es siempre un acierto? Lanzamos otra pregunta: ¿crees que la dieta mediterránea goza del prestigio que se merece?

No podemos negar que, tristemente y en muchas ocasiones, los jóvenes prefieren la comida rápida y ultra procesada a los ricos y frescos productos que nos ofrece el Mediterráneo. Porque, no te engañes, las hamburguesas que comes en las cadenas multinacionales de comida basura no están cocinadas en aceite de oliva. Y mucho menos con el de Mas de Calores. Por lo tanto, ¿peligra la dieta mediterránea? Podríamos decir que en cierto modo, sí.

Según la Agencia de la Salud y la Dieta Mediterránea, actualmente el nivel de adherencia a la dieta mediterránea en España es de un 60% mientras que hace tan solo una generación estábamos en más de un 80% de seguimiento. Como es de imaginar, la fidelidad a la dieta mediterránea no es la misma en toda la población y depende de una serie de factores. Los estudios prueban que la siguen mejor las personas de más edad, las que llevan un estilo de vida más activo, con un nivel educativo medio o superior y un nivel económico también más elevado.

Aumentar el consumo de alimentos integrales

En esta línea, los nutricionistas alertan del bajo consumo de cada uno de los grupos de alimentos que conforman la dieta mediterránea, sobre todo entre la población más joven. Recuerdan que el consumo de pescado aconsejado es de 80-90 gramos diarios y que se deberían comer 5 piezas al día de fruta y verdura.

Las legumbres, otro de los pilares de la dieta mediterránea, tampoco gozan de una popularidad excesiva entre los españoles. Apenas se toma una ración semanal, cuando los expertos en nutrición insisten en que deberían ser tres. Otra asignatura pendiente es el consumo de alimentos integrales y la de bajar la ingesta de carnes y embutidos. Por descontado, a todo esto hemos de sumar, en el carrito de la compra, una aceite de oliva virgen extra de calidad.