La variedad de olivo Frantoio, una de las más resistentes frente a la antracnosis

La variedad de olivo Frantoio, una de las más resistentes frente a la antracnosis

 

 

regalar aceite de oliva

En esta ocasión nos queremos hacer eco de un estudio de la Universidad de Córdoba (UCO) sobre las variedades de olivo más resistentes a la antracnosis de la aceituna, una enfermedad que puede dar al traste con toda la producción. Una de ellas es la que nosotros te proponemos si quieres regalar aceite de oliva: la oliva Frantoio.

A finales de los 90 en el Mediterráneo se produjo la mayor epidemia de antracnosis en el olivo de las últimas décadas debido a las abundantes lluvias. Esta enfermedad, conocida popularmente como aceituna jabonosa o vivillo, viene causada por el hongo “colletotrichum acutatum” y, como decimos, es una de las más destructivas para el olivo. La consecuencia más notable es que el aceite que se obtiene del fruto dañado presenta un alto grado de acidez y por lo tanto no será apto para su consumo. Explicado de otro modo, si se registran abundantes precipitaciones durante la maduración del fruto, este hongo dispersará sus esporas e infectará las cosechas. ¿La consecuencia? La podredumbre del fruto y el secado de las ramas de los olivos.

En esta línea, la Universidad de Córdoba ha establecido una clasificación de variedades del olivo en función de su mayor o menor susceptibilidad a la antracnosis. La escala resultante se divide en cinco categorías: altamente susceptibles, susceptibles, moderadamente susceptibles, resistentes y muy resistentes. Todas ellas representadas por las variedades Ocal, Lechín de Sevilla, Arbequina, Picual y Frantoio, respectivamente. Por lo tanto, la variedad con la que se fabrica el AOVE de Mas de Calores es una de las más resistentes.

Un cultivo que se extiende

De la clasificación de la UCO se extrae la conclusión de que casi todos los olivares españoles están en posiciones muy susceptibles, susceptibles o moderadamente susceptibles. No pasa lo mismo con la variedad Frantoio y la Picual, caracterizadas por su resistencia a este peligroso hongo.

El cultivo de las distintas variedades de aceituna hace tiempo que traspasó las fronteras del Mediterráneo. A día de hoy, países de distintas partes del mundo como Australia o China son conscientes de las propiedades beneficiosas para la salud del aceite de oliva. Por eso, su producción se ha empezado a extender a países donde no era tan común. Siempre procurando acertar a la hora de elegir la variedad adecuada para evitar eventuales epidemias de antracnosis.

Sin comentarios

Publicar un comentario