El ácido oleico ayuda a reducir el colesterol

El ácido oleico ayuda a reducir el colesterol

botella aceite regalo boda

Una vez que tienes claro que elegir una botella de aceite como regalo de boda es siempre un acierto, vamos a ponernos un poco más serios. Está claro que las personas que presentan altos los niveles de colesterol y de triglicéridos han de adoptar una serie de hábitos de alimentación saludables. Rutinas y pautas que pasan por introducir el aceite de oliva virgen extra en su dieta. Ahora vemos las razones, avaladas por innumerables estudios médicos.

El aceite de oliva está constituido principalmente por ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado. Este no solo reduce el colesterol LDL sino que aumenta el colesterol-HDL, el llamado “bueno”. Este aceite presenta un alto nivel de vitaminas liposolubles, especialmente vitamina E además de antioxidantes. Es mucho más recomendable usar como grasa el aceite de oliva en vez del de girasol. Tanto en crudo como para cocinar. En el blog de Mas de Calores ya hemos dicho de forma reiterada que estamos ante una pieza clave de la dieta mediterránea.

No hay que olvidar que los factores que más aumentan los niveles de triglicéridos son el sobrepeso, el consumo excesivo de alcohol, el sedentarismo y las dietas recargadas de azúcares refinados. Por descontado, también el tabaco.

Más beneficios del ácido oléico

Como decimos, este ácido graso tiene gran cantidad de beneficios para nuestra salud. A continuación, los vemos de forma esquemática:

  • Reduce el colesterol malo LDL por la disminución de lipoproteínas de baja densidad.
  • Actúa como un agente hipotensor, disminuyendo la presión arterial y los niveles de triglicéridos en sangre.
  • Hace las veces de agente protector frente a la artritis reumatoide y estimula la asimilación de la insulina.
  • Aumenta los linfocitos o glóbulos blancos como mecanismo de defensa del organismo.
  • Beneficia la salud hepática, previniendo la formación de cálculos biliares.

A pesar de todo lo anterior, el consumo de ácido oleico ha de ser razonable. La cantidad diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sería la equivalente a dos cucharadas soperas diarias, suficiente para cubrir las exigencias del cuerpo. Recuerda que hablamos del AOVE tanto para su uso en crudo como para cocinar. En este último caso, este aceite resulta más estable porque impregna de menos grasa a los alimentos por ejemplo al freirlos o prepararlos a la plancha.

Sin comentarios

Publicar un comentario